lunes, 26 de noviembre de 2018

CONFERENCIA: "HABLEMOS SOBRE LA TARTAMUDEZ"







Conferencia impartida por el Dr. Pedro R. Rodríguez C.
(Presidente de la Asociación Iberoamericana de la Tartamudez)
 a los estudiantes de los Posgrados del Área de Educación de la 
Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). México.  
El sábado 13 de octubre de 2018 
Conferencia abreviada.




Dr. Pedro R. Rodríguez C.


Gracias a la UPAEP (Universidad Popular Autónoma Estado de Puebla) por haberme permitido estar aquí y platicarles un poco sobre este tema. Igualmente quiero agradecer al Sr. Leonardo Morales de la Asociación Mexicana de la Tartamudez, quien vino desde Ciudad de México para acompañarnos en el día de hoy. 




          Para dar inicio a esta conversación, que se enmarca dentro de las actividades que tenemos previstas para 22 de octubre "Día Internacional de la Toma de la Conciencia de la Tartamudez" Quisiera preguntarle a la audiencia si aquí hay alguna persona que sea tartamuda, que tenga un familiar tartamudo o algún alumno que sea tartamudo?





     Contesta la audiencia:
- “Un hermano de 18 años"
- "En mi escuela hay un niño de 4 años"
- "Un alumno de como 20 años". 

Ahora quisiera hacerles otra pregunta. ¿Qué es para ustedes la tartamudez?


     Contestan la audiencia:

- "Dificultad de que lo que pensamos no lo podamos decir en una forma fluida"
-  "Una condición del habla"
- "Una dificultad de habla que se caracteriza por repeticiones e interrupciones". 


Bien, veamos ahora, como definen la tartamudez los propios tartamudos:

- “Un jodido error de la naturaleza, que no nos permite hablar fluidamente y que las demás personas nos lo recuerdan continuamente con sus caras cuando les hablamos”.

- Otro dijo: “La tartamudez no es lo que se ve, sino lo que no se ve. Es esa inseguridad específica al decir algo, ese miedo o inquietud o sencillamente molestia de que no nos va a ser posible expresar una determinada idea o que no vamos a poder hacerlo de modo adecuado”.

- El investigador Joseph Sheehen dijo: "Es aquello que se ve y también aquello que no se ve. Dijo, es como un iceberg: Lo que la gente ve es simplemente la forma como uno habla, pero no ve lo que está oculto que es el miedo, la vergüenza, la culpa, el querer decir algo y no poder hacerlo, etc.





Ahora veamos mi definición sobre la tartamudez: "La tartamudez es un trastorno del habla que afecta el proceso comunicativo y que se caracteriza por interrupciones involuntarias en la fluidez del habla de las personas. Estas interrupciones en la fluidez del habla se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y stress y son la expresión visible de la interacción de determinados factores orgánicos, psicológicos y sociales que determinan y orientan en el individuo la conformación de un ser, un hacer y un sentir con características propias.". Como ven, la tartamudez es un trastorno complejo en el que continuamente interactúan factores biológicos, psicológicos y sociales. 




Ahora, hablemos de las fases en el desarrollo de la Tartamudez:

En 1995, un señor llamado Bloodstein, dijo que en el desarrollo de la tartamudez se pueden observar 4 fases:




PRIMERA FASE: 


- Aparece en el período preescolar, entre los 2 y 6 años de edad.

- La dificultad es una tendencia distintiva y episódica.

- Las disfluencias se acentúan cuando el niño está excitado o inquieto, cuando aparentemente tiene algo importante que decir, o cuando está bajo condiciones de comunicación que lo presionan.

-El síntoma predominante es la repetición y se observa una marcada tendencia a que ocurra al comienzo de la oración, artículo o frase.





SEGUNDA FASE: Entre los 7 y 11 años de edad.

- El desorden es esencialmente crónico. Hay muchos intervalos de habla normal.

- El niño adquiere el auto-concepto de tartamudo.

- Las disfluencias ocurren en cualquier parte de la oración: nombres, verbos,  
   adjetivos y adverbios.

- El niño aparenta darle muy poca importancia a su dificultad del habla.

- Se observan incrementos en las disfluencias bajo condiciones de excitación o  
  cuando el niño habla rápidamente.





TERCERA FASE: Característica del inicio de la adolescencia.

- La tartamudez se centra en las respuestas que debe dar la persona ante situaciones específicas.

- Ciertas palabras y sonidos presentan mayor dificultad que otras.

- Se comienzan a utilizar palabras sustitutivas y circunloquios.






CUARTA FASE: La cúspide de la tartamudez. 

-  Miedo y anticipación de la tartamudez.
- Temor a palabras, sonidos y situaciones.
- Frecuentemente, se sustituyen palabras y se utilizan circunloquios.
- Se evitan situaciones de habla y se observan otras evidencias de miedo y turbación

Ahora veamos algunas orientaciones sobre lo que Uds. deben hacer para abordar la tartamudez en los contextos educativos 



En el periodo infantil (2 a 6 años):

El niño a esa edad simplemente habla, él no sabe si habla bien o habla mal, si se traba o no, si tiene disfluencias, el niño simplemente habla para expresar sus sentimientos y deseos. En esa primera etapa hay un predominio de biológico.

¿Cómo debemos abordar las disfluencias en esta etapa? 

➤ Lo primero que Uds. deben hacer es hablar lentamente, a fin que de que el niño observe y aprenda que hay que hablar lentamente, pero no tan lentamente que suene artificial, sino a una velocidad adecuada.
➤ Vivimos una vida acelerada, no tenemos tiempo para hablar con nuestros hijos. Debemos sacar el tiempo necesario para hablar con nuestros hijos, pero cuando lo hagamos, que no haya interrupciones, tampoco deberá interrumpir el niño cuando éste hable. 

➤ En necesario planificar actividades calmadas que no permitan que el niño se agite. El niño a esa edad necesita tener una rutina, no debemos estar continuamente modificando actividades.


Es necesario reforzar positivamente al niño. Obviamente, debemos evitar burlas y bromas de los hermanos.

Una cosa que hemos olvidado hoy en día por que existe la televisión, las computadoras, los vídeos juegos, etc., es contar cuentos. Tomemos un cuento, una historieta, para leerla, comentarla, gesticularla.

Otra cosa que debemos tener siempre presente es que, cuando hablemos con un niño pequeño debemos asociar el acto de hablar a situaciones agradables.

Siempre que hablemos con una persona que tartamudea, independientemente que sea niño, adolescente o adulto, debemos hacerle caso a lo que dice y no a cómo lo dice. 

Hay que hablar con el niño y no hablarle al niño. 
Debemos ayudar a los niños a identificar sus sentimientos y emociones y a expresarlos verbalmente.  
Al niño hay que respetarlo, respetarle sus opiniones y sentimientos. 
Al hablar, debemos ver a los ojos de nuestro interlocutor. 
Al niño no debemos hacerle tantas preguntas, conversemos, no hagamos de la conversación un interrogatorio. 

En los días en que el niño presenta mayor fluidez al hablar, debemos estimularlo a que hable, debemos utilizar esos días para enseñarle a comunicarse bien. 

Una cosa que generalmente hace la gente al hablar con un tartamudo, es tratar de completarle la frase, “adivinar lo que el tartamudo quiere decirle”. No lo hagan, esto lo que hace es generarle al tartamudo mayor angustia y frustración. Dejen que la persona se exprese libremente, no lo ayuden, denle tiempo para hablar y completar sus frases.




Segunda fase. De los 7 a los 12 años. 

En esta fase el niño está plenamente consciente de su hablar dificultoso, comienza percibir las consecuencias negativas de su forma de hablar. Adquiere el autoconcepto de tartamudo. 
En esa edad, las figuras relevantes para el niño son sus padres y sus maestros, ellos son sus héroes. Ahora, imagínense ustedes lo que sucede cuando sus héroes le digan al niño: "estás hablando mal", "no debes hablar así"

¿Qué debemos hacer en el aula de clases? ¿Qué debemos evitar? 


🔺 Cuando el niño tartamudo llega el primer día al aula de clases, es necesario hablar privadamente él, ya que estará sumamente ansioso y nervioso. 

🔺Tratará de sentarse en un rincón de salón, deseará pasar desapercibido, pues no quiere que se sepa que él así habla.  Al finalizar la clase, converse con él. Dígale que está al tanto de su forma de hablar y que no le importa, que quiere ser su amigo, que quiere ayudarlo. Esto no quiere decir que Ud. se va a convertir en su terapeuta, ni que le va a hacer concesiones especiales.


Si, en el salón de clases, delante de sus compañeros, debe interrogar al niño, hágale preguntas que pueda responder con pocas palabra: “si”, “no”… 


🔺Cuando en la clase haya interrogatorios, que el niño tartamudo sea de los primeros en responder, pues si lo dejan de último, el niño va estar muy ansioso. Mientras llega su turno, estará todo en tiempo pensando: "me ira o no me ira a preguntar". "¿mis compañeros de clase se reirán y burlarán de mi?", -Lo digo por experiencia propia…


¿Cómo debemos enfrentar las burlas y bromas?


🔺 Lo primero que hay que hacer es, en clase, trabajar las diferencias, evitar apodos como "El niño flaco", "El niño gordo", "El niño tartamudo". Explicar que todos somos diferentes y que debemos respetar las diferencias.

🔺 Hay que identificar, aquellos alumnos chistosos y graciosos. Llamarlos aparte y hablarles, no regañarlos, ni castigarlos. Ya que si lo hacen, harán que aumente el acoso ya que pensarán "Por tu culpa, esa vieja me regaño" (risas), Simplemente hábleles, hágales comprender que ese niño así habla y que no es su culpa, Que sus burlas y bromas no van a ayudarlo, por el contrario, van a aumentar su problema. Pídales que sean sus amigos y que la ayuden a Ud. a que ese niño se sienta bien en el colegio.





LA TARTAMUDEZ EN LA ADOLESCENCIA Y LA ADULTEZ


En estas etapas se observan sentimientos de minusvalía, la persona tiende a tener miedo, vergüenza y culpa. La persona piensa: "Soy menos que mis amigos debido a que hablo así". En esta última fase hay un mayor predominio de los aspectos psicológicos. El tartamudo se debate entre el deseo de hablar y el temor a hacerlo; hay miedo de hablar, angustia, ansiedad, piensa que su manera de hablar es motivo de rechazos, tiene una imagen de sí mismo sumamente deteriorada, tiende a la soledad, prefiere estar solo.


¿Qué debemos hacer? 


🔺 Primero, ayudarlo a aceptar su forma de hablar y que, independientemente de que tartamudee o no, hable. 

🔺 Segundo. Modificar sus creencias en relación a su rol como hablante.  Creencias como "Yo debo hablar bien, mientras no hable bien, no seré nadie en la vida”, “no podré tener una pareja, un buen empleo”, “Toda mi vida será una desgracia” deben ser modificadas.  Tenemos que ayudarlo a mejorar su auto imagen, que mantenga la confianza en sí mismo, que hable, que no se aísle. Igualmente, debemos darle herramientas para tartamudear sin esfuerzo. Es necesario comprender que mientras el tartamudo más se esfuerce por “hablar bien”, más va a tartamudear.


Ya para finalizar, quisiera comentarles sobre algunas pautas para el acompañamiento de los padres del alumno tartamudo:


- Reúnase con los padres del alumno tartamudo.

- Indíqueles que Ud. está al tanto del problema y de su deseo de colaborar.
- Explore la posición de los padres ante la tartamudez del hijo: Qué creencias 
   tienen,  cuáles son sus actitudes, sus sentimientos, etc.

Explore si el alumno está siendo tratado por un especialista. De ser necesario, sugiera que soliciten ayuda especializada. Suminístreles información impresa (o indíqueles donde conseguirla) sobre la tartamudez y cómo comportarse delante de una persona que tartamudea. En nuestra página web (www.ttmib.org) encontrarán abundante material sobre este tema.

Por último, recuerden que:

- El Tartamudo es una persona igual que cualquier otra, pero que tiene dificultades para hablar fluidamente

- Que no necesita compasión, pero sí comprensión.
- Que sufre a causa de su tartamudez y las consecuencias sociales que de ella se derivan, pero igual necesita comunicarse.
- Que, como toda persona, requiere de respeto, estímulo, valoración y aceptación para la conformación de su autoimagen de manera positiva 


Gracias por su atención.



Asociación Iberoamericana de la Tartamudez


Después de la conferencia, recibió un reconocimiento de parte de la UPAEP, y posteriormente recibió otro reconocimiento de parte de la Asociación Mexicana de la Tartamudez, a manos de Leonardo Morales.
A nombre de la Asociación Mexicana de la Tartamudez,
recibió el Dr. Pedro R. Rodriguez C. Un reconocimiento.

Reconocimiento de la Asociación Mexicana de la Tartamudez



+ + + + + + + + + + 

¿Quién es el Doctor Pedro Rodríguez?

El Dr. Pedro R. Rodríguez C. es tartamudo y psicólogo.  Posee un Doctorado en Psicología, una Maestría en Psicología Social y un Postdoctorado en Filosofía y Ciencias de la Educación. Es Profesor Titular Jubilado de la Universidad Central de Venezuela. Actualmente se desempeña como Consejero Académico para los Entornos Virtuales del Instituto para la Prevención de Riesgos Laborales de Puebla (México). Es el presidente de la Asociación Iberoamericana de la Tartamudez, Presidente Honorifico de la Fundación Española de la Tartamudez y Miembro del Consejo Consultivo de la International Stuttering Association (ISA). Conferencista invitado en las Universidades de Rosario (Argentina) y Oviedo (España). Tiene más de 30 artículos sobre tartamudez publicados en libros y revistas especializadas y ha participado como ponente en más de 35 eventos científicos. Es el creador del Diplomado en Prevención y Atención de la Tartamudez y de la Página Web "Nosotros los Tartamudos" (www.ttmib.org). Igualmente, es el autor del libro: “Hablan los Tartamudos” y editor del libro digital “Los Maestros y la Tartamudez”.



+ + + + + + + + + +

Agradecimiento en especial:

Mtra Paulina Iturbido Fernández.
Directora Académica de la Maestría 
en Educaci{on y Desarrollo Humano 

y

Dra. Emma Verónica Santana V.
Dirección Académica
de la Maestría en Orientación y Desarrollo Familiar
Vicerrectoria de Posgrado e investigación 

Por todas sus amabilidades y facilidades en la realización
de la conferencia.


+ + + + + + + + + + +


+ + + + + + + + + +



+ + + + + + + + + +

Gracias por leer este artículo

y

a principio de febrero un nuevo artículo.