jueves, 10 de agosto de 2017

EL BOSQUE DEL CISNE NEGRO

Algo más que una novela

ENSAYO LITERARIO



Los personajes principales y secundarios
en las novelas.

Son pocas novelas cuyos personajes principales sean  tartamudos con otras características como baja estatura, epilépticos, etc. ya que darle una personalidad creíble sin caer en muy simplista  o muy exagerado  es difícil y muchos escritores no saben cómo plasmarlo. Es más fácil crear personajes estereotipados como príncipes, reyes, vampiros, magnates, plebeyos, jóvenes, porque eso ayuda a que a la mayoría les lean, los lectores se identifiquen.
Aunque haya escritores que han tomado cursos o diplomados sobre historia y modales de ciertas épocas, algunos logran plasmar con gran maestría  ciertos pasaje históricos y buenos personajes, han hecho grandes novelas, pero entrar a los pequeños detalles de ciertos personajes con características que no ha vivido el escritor tiene mucha dificultades. Es quizás por eso, casi siempre aparecen como personajes secundarios, como personajes cómicos y otros como “moldeadores” de la historia y a veces como “patiños” de los personajes principales, evitando así  meterse en dificultades, por lo tanto así evita “una oleada de críticas” de parte de las personas que conocen bien a los personajes.
Hay finos detalles, los novelistas actuales, pueden recrear ambientes medievales magníficos, pero no pueden hacer “El poema de Mío Cid”, ya que tienen finos detalles que determinar si el escritor vivió en esa época o en  la presente, la belleza de la lectura cambia.
Desde principio del siglo pasado, muchos escritores han usado herramientas de mercadotecnia, para captar la atención de un segmento de la población, ya que no van a escribir para todo el público. Por ejemplo la autora J.K. Rowling de las novelas de Harry Porter, la escribe para niños y adolescentes. Aún que algunos adultos también lo leen. Su magia es la novedad del tema y la frescura de los personajes. En México decía que los jóvenes no leen, pero cuando Harry Porter estaba en su apogeo veía constantemente leyendo sus libros gruesos.
Los personajes secundarios en las novelas, por ejemplo. El escritor Spephen King tiene al menos en 2 novelas personajes tartamudos, una novela llamado “La tienda de los deseos malignos” (1991), describe a un adolescente de 13 años tartamudeando; en la novela “Eso”  (1986), uno de los personajes es un adolescente tartamudo. Honorato de Balzac en la novela “Eugenio Grandet” (1834), crea un personaje tartamudo, pero es muy plano, ya que podía haberlo hecho sin tartamudez y realmente no afecta la historia. En la novela de Juan Rulfo “Pedro Páramo” (1955), aparece un personaje secundario llamado “El tartamudo”, que es un mensajero, en este caso, no es necesario darle más detalles al personajes.
La complejidad de un personaje principal con tartamudez, es grande, ya como se menciono anteriormente debe ser creíble, tanto para las personas sin tartamudez como aquellas que si la tiene.
Se puede mencionar 2 novelas que cuyo personaje principal es un tartamudo.

1.   Robert Graves: en su novela “Yo, Claudio” (1934), basado en las narraciones del latino Seutonio en su libro “La vida de los 12 cesares” (d. c. 121). Quien narra la vida del emperador romano Claudio.
2.   David Mitchell: en su novela “El bosque cisne negro” (2006), el personaje principal es un jovencito de 13 años con tartamudez, es una mezcla de personaje ficticio con sucesos reales, dando credibilidad al personaje y a la historia.

También hay una hermosa descripción:

Gustavo Flaubert: en su novela “Madame Bovary” (1857), no tiene un personaje principal con tartamudez, pero tiene una extraordinaria narración sobre el ambiente escolar cuando un niño empieza a tartamudear enfrente de los demás compañeros.



Entre la realidad y la ficción de
“el bosque del cisne negro”

         Para empezar, hay que leer la biografía del autor, para encontrar algunas claves, por ejemplo. En el caso se David Mitchell, vivió en su infancia en Inglaterra, Nació el 1969 coincide a sus 13 años con el gobierno Thatcher en 1982, donde se hace notorio su tartamudez. El autor ha cambiado algunas cosas como nombres de las personas, los poblados y algunas situaciones… Hay algunas partes que son totalmente inventadas para poder justificar algunos conceptos que se da en la novela.
         La narración tiene muchas anécdotas que quienes padecer tartamudez se identifica con ellos por ejemplo: Jasón escucha accidentalmente a su madre le dice a su tía que la logopedia, comentaba que tuviera paciencia y que la tartamudez no va a desaparecer. Es ese tipo de comentario que se escucha accidentalmente, son dolorosos no solamente a las personas con tartamudez, sino también quienes padecen baja estatura, epilépticos, ceguera entre otros. Solo cabe señalar, que la novela está ambientada a principio de los años 80´s del siglo pasado, época que no había técnicas avanzadas como hay ahora 
Otra parte es cuando a Jason en la escuela es obligado a leer en voz alta, por el suplente de la maestra que no sabía que era tartamudo, todos sus compañeros lo escucha tartamudeando, luego cuando llega la maestra y pidió que Jason deje de leer, es cuando un compañero siguió con leyendo en voz alta y luego se burla leyendo tartamudeando. Un golpe tan bajo, que Jason no puede hacer nada, pero el daño va más allá de las risas de sus compañeros y miradas de burlas de sus compañeras de ese momento. Es cuando Jason. Empieza a padecer las burlas totalmente abiertas de los compañeros que tienen enemistades. Lo anterior no puede ser inventado, ya que es una situación tan amarga que solo un tartamudo que lo padeció puede describirlo en forma cruda como lo hace David Mitchell.
Otra situación clave en la novela son los rasgos de situaciones verdaderas. Jason nace de una familia integrada por la mamá, la hermana mayor y el padre. Crece como un muchacho normal pero poco a poco todo empieza a cambiar, su voz, su estatura y las típicas conflictivas de esa edad con la salvedad que la desintegración de la familia que desemboca en el divorcio de los padres.
Jason como cualquier muchacho de 13 años, necesita estar integrados a un grupo de muchacho de la misma edad. A pesar de sus miedos que la tartamudez le bloque cuando habla.  Una pandilla lo quiere reclutar, pasa la prueba y Jason es admitido, pero no se quedo, prefirió ayudar a un compañero que no paso la prueba, esto le disgusta a la pandilla y lo empieza a hostigarlo, lo importante de esta episodio es que cualquier persona necesita un poco de dificultad para desarrollarse. Jason se la pasa mal muchas veces, pero adquiere habilidades para sortearlo.
Finalmente es un excelente libro que se puede convertir en un clásico de literatura contemporánea.



<<<<<<<<<<<<<<<<<<<< 

Gracias por leer este blog.

El próximo artículo. Ha mediado de diciembre de 2017.



CUANDO LOS PADRES OBSTACULIZAN EL MEJORAMIENTO DE LOS HIJOS CON TARTAMUDEZ

Tal vez haya un caso en cien mil familias,
Pero el problema existe.